FVC: Compensación Volumétrica de Fagor Automation

Para lograr la precisión requerida en las piezas más exigentes.

Son varias las causas que pueden provocar que una pieza tenga defectos de mecanizado: algunas correspondientes a características asociadas con el diseño, otras relacionadas con la cinemática de la máquina, con el montaje, etc…Normalmente, la mejor manera de evitar o minimizar este tipo de errores es mediante el diseño adecuado de la máquina. Sin embargo, esto no siempre es posible o no es económicamente viable. En particular, en máquinas de tamaño medio o grande, el aumento de rigidez puede ser inviable más allá de un límite o, simplemente, tener un coste inaceptable.

Desde hace tiempo, existen compensaciones en los CNC para los errores más comunes, como los de paso de husillo, compensación cruzada, etc… que pueden llegar a ser suficientes para aquellas máquinas de tamaño reducido, o máquinas grandes donde las exigencias en las piezas mecanizadas no sean muy altas.

Pero en industrias como la aeronáutica, las exigencias en el mecanizado traen como consecuencia que las herramientas clásicas de compensación sean insuficientes ya que no tienen en cuenta la cinemática de la máquina y otros efectos debidos a las relaciones entre los ejes.

Compensación dinámica durante el mecanizado para obtener la máxima precisión

Es por ello que se necesitan complementar las herramientas clásicas de compensación de errores con otras más avanzadas que se adapten a los diferentes diseños de máquina con cinemáticas particulares.

Si nos centramos en los problemas que podría tener uno de los ejes de la máquina, nos podemos encontrar con errores relativos a la cuadratura de los ejes, errores rotacionales provocados por la torsión de los husillos y errores translacionales.

Errores de la cuadratura Errores rotacionales Errores translacionales

Si extendemos el estudio al conjunto de la máquina, su volumen vendrá representado por los ejes X, Y, Z. Debido a la interacción de los ejes, los posibles errores llegan a 21. FAGOR AUTOMATION, en cooperación con la empresa alemana AFM (reconocido proveedor de soluciones en el ámbito de la tecnología de medición móvil), ha desarrollado en sus equipos la prestación de compensación volumétrica, que toma en consideración esas 21 tablas de errores y las compensa dinámicamente durante el mecanizado para obtener piezas de gran precisión.

Gracias a la aplicación de esta prestación se puede llegar a obtener un aumento en la precisión volumétrica de la máquina de más del 50%, a la vez que se alcanzan las tolerancias requeridas de las piezas más exigentes.

Talleres Aratz

Talleres Aratz, ubicada en Vitoria-Gasteiz, es una de las empresas que ya está aplicando con gran éxito la nueva funcionalidad. La firma alavesa ha instalado recientemente en su taller una nueva máquina equipada con control numérico Fagor que incorpora esta innovadora tecnología de compensación volumétrica.

Talleres Aratz –que exporta el 70% de su producción a países como Estados Unidos, Australia, Noruega y China, entre otros- se dedica al mecanizado especial de piezas de gran precisión, operando en sectores tan exigentes como:

  • Aeronáutico: realización de utillajes y prototipos.
  • Hidroeléctrico: fabricación de turbinas, caracolas, inyectores, etc.
  • Fabricación de maquinaria especial.
  • Servicios de mecanizados especiales.

En palabras de Karlos Balsategui, director de producción de Talleres Aratz: “En un mercado en expansión como es el aeronáutico, las oportunidades y las exigencias van unidas de la mano. La experiencia de más de 30 años de Talleres Aratz en temas de mecanizado, combinada con las ventajas que ofrece la compensación volumétrica de Fagor, nos permitirá mantener nuestra competitividad en este sector, tan importante para nosotros”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *