Parte 2. ISO vs Conversacional Fagor

A la hora de programar existen dos métodos principales: ISO y Conversacional. La programación ISO está enfocada a la producción seriada de piezas. En cambio, la programación conversacional se utiliza para series cortas de piezas o unitarias donde se requiere una gran flexibilidad y agilidad en la programación.

Para la creación de programas en el lenguaje ISO el operario, además de definir las condiciones de mecanizado (F: avance del cabezal y S: condiciones de giro del cabezal), debe definir todas las funciones de programación necesarias para conseguir la geometría de la pieza, por lo que ha de poseer unos conocimientos avanzados de programación ISO o contar con la ayuda de un software CAD/CAM con su respectivo postprocesador, lo que requiere a su vez conocimientos informáticos avanzados.

La programación en ISO está justificada en producciones de series medias, largas o en piezas muy complejas. Aunque sea una programación más lenta  y laboriosa, permite optimizar al máximo el tiempo de mecanizado de cada una de las piezas, con lo que la productividad de esa máquina aumentará de manera notable a lo largo del tiempo.

FACILIDAD DE MANEJO DEL SOFT CONVERSATIONAL FAGOR

A todo este entorno de trabajo basado en ciclos intuitivos, Fagor lo denomina Lenguaje de Programación IIP (Interactive Icon-based Pages). Trabajar en modo conversacional es más fácil que en modo ISO, ya que asegura la entrada de datos adecuada, minimiza el número de operaciones a definir y no hay necesidad de trabajar con programas pieza. Es el mejor sistema de programación a pie de máquina disponible en la actualidad.

Simulación: Como se ha mencionado anteriormente, se basa en la programación y operación de la maquina en un modo intuitivo donde los ciclos creados mediante este lenguaje, pueden ser simulados y ejecutados individualmente o almacenados en un programa, para luego poder simularlo o ejecutarlo.

Teach-in: En unas horas, un operario de máquina conversacional es productivo con un CNC Fagor. Funcionalidades como la programación Teach-in, permiten al operario trabajar con la máquina como si todavía fuese manual y salvar esas operaciones en los ciclos. Basta con mover manualmente la máquina a los puntos clave de la pieza y salvarlos mediante la pulsación de una tecla. El ciclo salvará el valor de la cota actual de la herramienta en el campo seleccionado. Posteriormente, estos ciclos editados de una manera manual podrán ser utilizarlos para repetir la pieza ahorrando tiempo y evitando posibles errores que se puedan producir al trabajar manualmente.

Posibilidad de importar ficheros DXF: Para piezas de geometrías complicadas, los CNC Fagor permiten importar ficheros DXF creados en los programas de diseño CAD. Tras diseñar la pieza en el PC, se podrá asociar esa forma con los ciclos conversacionales. En el propio ciclo solo habrá que incluir la llamada a la forma deseada y a las condiciones de mecanizado, el CNC se encargará de gestionar todas las trayectorias necesarias para realizar la pieza deseada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *